Quienes somos

Somos la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen en Vigo, creada por Decreto del Obispo de Tui-Vigo Mons. José Delicado Baeza, en fecha 31 de octubre 1970. Por este Decreto la Parroquia fue encomendada al cuidado pastoral de los Padres Carmelitas Descalzos


Nuestra parroquia queda así inserta en la Diócesis de Tui-Vigo a cuya pastoral de conjunto se adhiere y en la que se mueve. La parroquia asume así una dimensión más amplia en la comunión diocesana, cuya cabeza visible es el Obispo que fuere en cada momento de su historia. Al mismo tiempo, la encomienda del cuidado pastoral de la parroquia a los PP. Carmelitas Descalzos le da a la misma un tono, estilo y talante con matices particulares, el tono, estilo y talante que profesan quienes presiden la parroquia. Parece oportuno, por ello, que sus feligreses, y cuantos puedan entrar en esta página, tengan una idea, aunque sea elemental, del Carmelo descalzo o Carmelo teresiano. El Carmelo teresiano, como indica el nombre, tiene sus raíces en los cruzados de la Edad Media que lucharon en Israel por recuperar los lugares santos. Algunos de aquellos cruzados se quedaron a vivir y convivir en las cuevas y brechas del Monte Carmelo a la sombra del recuerdo del profeta Elías a quien tomaron por modelo y Padre espiritual. El estilo de su vida fue esencialmente eremítica. En el siglo XIII, y por diversas circunstancias, emigraron a Europa y se convirtieron en Orden mendicante, un tipo de vida apostólica distinta a la que llevaban sus predecesores en el Monte Carmelo. Las Órdenes mendicantes, encarnadas sobre todo en Franciscanos y Dominicos, hicieron del apostolado un elemento esencial de su vida. El Carmelo, lo mismo que otras Órdenes mendicantes, por ejemplo los Franciscanos, vieron nacer en su seno varias reformas, que intentaban acentuar uno u otro elemento de su vida. No pocas de esas reformas tuvieron una existencia efímera; otras, sin embargo, cuajaron y se convirtieron en Órdenes religiosas distintas, si bien vinculadas al espíritu del tronco de donde habían nacido. Una de esas reformas que cuajaron en la historia fue la iniciada por santa Teresa de Jesús (1515-1582). Mujer activa y contemplativa, de gran experiencia de Dios y de la realidad humana, fundó 17 conventos de monjas contemplativas (las Carmelitas Descalzas) y apoyó el nacimiento y desarrollo de los conventos de frailes que nacían del alumbramiento espiritual teresiano.

0
0
0
s2smodern